La mayor hazaña en toda la historia del ATC

El 11 de septiembre de 2001, cuando los terroristas de Al Qaeda estrellaron 2 aviones comerciales en el WTC y otro más en el Pentágono, la FAA ordenó cerrar completamente el espacio aéreo de los Estados Unidos y aterrizar todos los vuelos. Dirigidos desde el Centro de Comando del Sistema de Control de Tráfico Aéreo (ATCSCC) en Washington Dulles, los 17,500 controladores de la FAA tuvieron que aterrizar unas 4,500 aeronaves en tres horas, 700 en los primeros cuatro minutos y 2.800 en la primera hora.

Más de un millón de pasajeros aterrizaron sin incidentes, “Los controladores lograron lo imposible”, dijo John Carr, presidente de la Asociación Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (NATCA). “Era algo que nunca se había contemplado, algo que nunca se había practicado. Y sin embargo, lo hicieron con profesionalismo y habilidad”.

Con el cierre del espacio aéreo en EEUU cientos de vuelos que se encontraban en progreso, tuvieron que regresar a sus lugares de origen o aterrizar en un aeropuerto alterno, pero los vuelos transoceánicos que ya habían superado el punto de no retorno fueron desviados a Canadá. Para atender esta situación se puso en marcha la Operación “Yellow Ribbon”, diseñada para aterrizar estas aeronaves en aeropuertos civiles y militares de Canadá.

Cerca de 224 vuelos con 33.000 personas a bordo fueron desviados hacia algunos aeropuertos canadienses como: Halifax que recibió 47 vuelos, Vancouver 34 y el aeropuerto internacional de Gander, un pequeño pueblo ubicado en la provincia de terranova y labrador, que en tan solo unas horas vio cómo su población de 10.000 habitantes aumentó en un 70% con la llegada de 38 vuelos con más de 6.000 pasajeros.

Para la mayoría de los controladores ese día de hace 19 años está grabado en su memoria, especialmente para aquellos que experimentaron la tensión y el estrés que genera la responsabilidad de tener que guiar cientos de aviones hasta un aterrizaje seguro. A continuación presentamos los relatos de dos controladores que fueron protagonistas de la mayor hazaña en la historia del ATC:

  • Se suponía que Kevin Brown no iba a trabajar el 11 de septiembre de 2001, pero antes de que el segundo avión impactara en el World Trade Center lo llamaron para informarle que lo requerían en el Aeropuerto Internacional de Indianápolis debido a la gravedad de lo que estaba sucediendo, cuando llegó a su trabajo el espacio aéreo era un pandemónium, “Había aviones donde no debería haber y aviones que iban a donde no deberían ir”, recuerda Brown. Era difícil pensar que había que aterrizar un número abrumador de aviones con vidas a bordo y abrirles un espacio donde no lo había, “Hasta donde se podía ver, en todas direcciones había aviones, era como si alguien hubiera tomado un balde lleno de ellos … y simplemente los hubiera tirado”, “pero no se trataba solo de mí, éramos miles de controladores los que estábamos de servicio, sabíamos que era nuestro trabajo, que era importante, que teníamos que hacerlo y que solo teníamos una oportunidad para lograrlo”, dijo Brown.
  • Bryan Higgs, Controlador del Aeropuerto Internacional de Gander recuerda: “Ese día nos avisaron que el espacio aéreo de EE.UU. estaba cerrado y que iban a desviar algunos aviones hacia nuestro aeropuerto”, esos “algunos” resultaron ser 38 aviones que venían en vuelo transatlántico. “Tuvimos que estacionar todos esos aviones en las calles de rodaje, desde los enormes 747 hasta algunas aeronaves militares que estaban llegando a Gander”. Entre el 14 y 15 de septiembre la operación “Yellow Ribbon” se dio por finalizada y las aeronaves comenzaron el proceso para retomar su camino, “Fue un reto para nosotros, porque la mayoría de las aeronaves estaban estacionadas en la pista y las calles de rodaje, pero de forma ordenada logramos crear un sistema para que todos los aviones pudieran salir sin problemas”, explicó Higgs.
Si te gusto esta publicación, compártela en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »