El “embajador” del blues

Victor Wainwright es un ex controlador del Centro de Control de Memphis que toca el piano como las grandes leyendas del Blues y el rock and roll, Wainwright nació en una familia de músicos, su abuelo tenía su propia banda en Savannah, Georgia y su padre  tocaba la batería y la guitarra, pero fue el piano de su abuelo el instrumento que lo sedujo.

Wainwright empezó tocando con bandas en Savannah y con el paso del tiempo su interés por la música era cada vez mayor, pero sus padres, conocedores de lo difícil que es ganarse la vida en la industria musical, querían que tuviera un respaldo e insistieron en que aprendiera un oficio que le ofreciera otra oportunidad.

Esa oportunidad surgió en la escuela secundaria cuando Wainwright tuvo que realizar un proyecto de clase en el que debía escoger una profesión y aprender sobre ella, Wainwright recordó que su vecino Kevin Stoy era controlador en el aeropuerto de Savannah y le pidió que lo llevara a su trabajo, según recuerda Wainwright “la experiencia fue realmente increíble” y el trabajo del controlador le pareció “emocionante, asombroso y divertido”.

Después de la secundaria, Wainwright asistió a la Universidad Embry-Riddle Aeronautical en Daytona Beach, Florida, para obtener un título en gestión de tránsito aéreo, incluso entonces la música siguió llamando su atención y mientras estudiaba formó una banda y grabó un CD.

En el 2009, Wainwright ingresó a la FAA y comenzó a trabajar en el Centro de Control de Memphis. Las cosas que aprendí como controlador probablemente me ayudaron con mi carrera musical, “Como líder de una banda, mantener a un grupo de muchachos juntos y felices requiere un esfuerzo de equipo”, dijo Wainwright, “Y eso es algo que también hace un controlador. Estás trabajando junto a la gente; hay mucho esfuerzo en equipo”.

Pese a su nuevo trabajo como controlador, la música lo atraía cada vez más, mientras estaba en Memphis, Wainwright ingresó a una banda con la que empezó a tocar y que le hizo darse cuenta que no podía continuar como controlador y músico. En el 2012, Wainwright tomó la decisión de dedicarse a la música de tiempo completo y creó su propia banda, así nació Victor Wainwright and the Train, una banda de blues que hasta la fecha ha recibido una nominación al Grammy en la categoría de blues contemporáneo y ha ganado siete premios Blues Music Awards, incluido el codiciado “Artista del año”.

Cuando no está en el estudio de grabación o  de gira Wainwright asiste a las escuelas locales para enseñar a los niños sobre el blues y regularmente participa como instructor de piano de la Fundación Pinetop Perkins, que organiza campamentos de verano para estudiantes de música.

Si te gusto esta publicación, compártela en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »