El dúo dinámico de los grandes lagos

El 21 de marzo de 2020, el Centro de Control de Ruta de Indianápolis (ARTCC ZID), estaba operando con tres sectores cerrados por falta de personal, debido a una serie de pruebas positivas de COVID-19 entre su personal. Por esta razón, el tránsito tuvo que ser re-direccionado alrededor del espacio aéreo cerrado, aumentando los niveles de tráfico en los sectores abiertos.

En el Área 2 del espacio aéreo de Indianápolis, Bob Obma, el controlador ejecutivo (R-side) tuvo que lidiar con aeronaves que generalmente no operan en el Área por ser este un espacio aéreo inferior, mientras Obma hacía frente a la situación, un Cessna 172 que volaba de Prestonsburg, Kentucky hacia Lexington, empezó a experimentar engelamiento, debido al terreno montañoso Obma solo pudo descender el avión hasta 3,100 pies, pero esto no fue suficiente para derretir el hielo.

Por su experiencia como piloto, Obma sabía que en ese momento la carga de trabajo del piloto era enorme, pero su carga de trabajo también estaba aumentando drásticamente, afortunadamente Obma no estaba solo, a su lado, en la posición de controlador planificador (D-side) estaba Brittany Jones, una controladora con la experiencia suficiente para ofrecer a Obma toda la ayuda que necesitaba a medida que avanzaba la situación. Brittany recopiló la información meteorológica del aeródromo de alternativa (Morehead), modificó el plan de vuelo del Cessna con el nuevo destino y facilitó a Obma la carta de aproximación para que se la leyera al piloto.

Ambos controladores sabían que la aeronave debía aterrizar lo antes posible, Brittany le dio a su supervisor el número de teléfono del gerente del aeropuerto de Morehead para solicitarle que encendiera al máximo las luces de la pista y brindarle una mejor oportunidad de identificar el aeródromo, “… sólo estábamos esperando a que el piloto tuviera el aeropuerto a la vista y nos hiciera saber que estaba a salvo”, dijo Jones.

Aunque el incidente duró solo 15 minutos, a Obma y Jones les pareció toda una eternidad, “Estábamos conteniendo la respiración esperando el desenlace”. Finalmente, el piloto del Cessna llamó al supervisor del Centro de Control para informarle que había aterrizado con éxito y expresar su gratitud.

Por la ayuda que Brittany Jones y Bob Obma le dieron al piloto del Cessna 172, la Asociación Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (NATCA) les otorgó la medalla de la seguridad Archie League para la región de los grandes lagos, conformada por las dependencias de tránsito aéreo de los estados de Illinois, Indiana, Michigan, Minnesota, North Dakota, Ohio, South Dakota y Wisconsin.

Si te gusto esta publicación, compártela en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »