Un controlador es el hombre más buscado por la policía francesa

Solo una enfermedad mental o un desequilibrio emocional severo podría explicar cómo una persona que a diario cuida y mantiene a salvo la vida de cientos de personas pueda convertirse en asesino. 

El 27 de abril de 2011, uno de los Controladores de la torre de control del Aeropuerto de Basilea-Mulhouse-Friburgo, Francia, descubrió el cadáver de su jefe en el piso 11 de la torre, a la salida del ascensor. Jean Meyer de 35 años, casado y padre de un niño de cuatro años, había muerto a causa de las heridas que un colega le causó con un hacha.

Los investigadores tenían motivos para sospechar de Karim Ouali, en un pasillo del piso 8 de la torre, encontraron una chaqueta manchada de sangre que le pertenecía y algunos testigos aseguraron haberlo visto salir corriendo del aeropuerto.  Además, al día siguiente de la tragedia, 32 de sus compañeros recibieron una carta amenazante en la que Ouali denunciaba una conspiración organizada en su contra y calificaba a su lugar de trabajo como una torre “maldita”.

Para engañar a la policía francesa y abandonar el país sin ser capturado, el sospechoso alteró su pasaporte cambiando la O en su apellido por una Q, y para evitar que lo siguieran envió su celular en un paquete a un extraño en Suiza; así, mientras la policía seguía una camioneta de la oficina de correos, el escapaba en un automóvil que compró días antes del crimen, usando una identidad falsa,

Nueve años después de los hechos Ouali sigue prófugo, la policía francesa cree que se encuentra en Hong Kong, donde en el 2014 fue arrestado, sentenciado y encarcelado brevemente, después de que las autoridades descubrieron que había ingresado  a su territorio con un pasaporte falso. En el 2016 desapareció nuevamente, pero en el 2018 la policía francesa recibió un aviso anónimo de que estaba en la ciudad, por lo que se supone que al estar indocumentado aún no ha salido de Hong Kong.

Si te gusto esta publicación, compártela en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »