Aerolíneas en cuidados intensivos por COVID-19

El mundo entero está experimentando tiempos sin precedentes debido a la pandemia de COVID-19 y prácticamente todos los sectores económicos se han visto afectados, pero la aviación ha sido uno de los más golpeados debido a las restricciones de viaje impuestas para contener la propagación del virus.

Entre las primeras víctimas mortales de esta crisis se encuentra Flybe, la mayor compañía regional de Europa, hacía meses que la aerolínea se encontraba en una delicada situación financiera, pero fue la crisis generada por el coronavirus la que le dio la estocada final. Le siguió Germanwings la filial low cost de Lufthansa, Igual suerte corrió la aerolínea South African Airways, la segunda aerolínea más importante del continente africano, que dejo de volar definitivamente luego de 86 años. Finalmente, le tocó el turno a Air Mauritius, la aerolínea de las islas Mauricio, que no ha podido resistir la crisis y presentó voluntariamente la solicitud de quiebra.

A medida que el flujo de caja se agota, muchas aerolíneas recurren a los gobiernos de sus respectivos países para conseguir la ayuda necesaria para sobrevivir a la crisis y seguir volando. En Alemania, el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, hizo un llamado a los poderes públicos para que den soporte al sector aéreo, por su parte el Gobierno noruego aprobó una ley para apoyar a la aerolínea Norwegian.

Al otro lado del planeta, Air New Zeland obtuvo un auxilio gubernamental que roza los 500 millones de euros, la medida incluye préstamos para refinanciar la deuda de la compañía por los próximos 24 meses.

En lo que respecta a Latinoamérica, las grandes compañías han pedido a gritos ayuda de sus respectivos gobiernos, Latam ha admitido que las empresas del grupo deberán redimensionar sus respectivos tamaños y la forma de operar, Aeroméxico negocia con el gobierno obtener mayor liquidez, mientras que los auditores de Avianca ponen en duda la continuidad de la aerolínea.

Si te gusto esta publicación, compártela en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »