Una controladora detrás de un record de aviación en Irlanda

El domingo 11 de octubre de 2020 un pequeño avión Sports Cruiser de 2 plazas y solo 600 kg de peso, se convirtió en el primer avión ligero en aterrizar en un solo día en los 11 aeropuertos comerciales de Irlanda.

Esta hazaña, considerada como un gran récord de la aviación deportiva irlandesa sólo fue posible gracias a la caída del tráfico aéreo debido a la pandemia de covid-19. El vuelo, tripulado por Raphael O’Carroll y Liam Lynch se realizó con la intención de recaudar fondos para una organización benéfica creada en memoria de la hija de O’Carroll, quien lamentablemente perdió la vida a causa de un tumor cerebral.

Para realizar este vuelo que duró 6 horas y 45 minutos, fueron necesarios 6 meses de planificación y arduo trabajo, esta misión estuvo a cargo de Jacqui Lawerence, una controladora de tránsito aéreo del aeropuerto de Dublín que además es estudiante de piloto en Kernan Aviation y es alumna de Raphael y Liam.

Jacqui utilizó su amplia experiencia como controladora para planificar el vuelo, obtener los permisos necesarios de los distintos aeropuertos y explicar a las autoridades aeronáuticas la forma como el pequeño avión se mezclaría con las “grandes aeronaves” en el espacio aéreo y en los aeropuertos del país. Al final la planificación dio sus frutos, y tal como estaba previsto, el segundo domingo de octubre, el vuelo procedente de Tandragee realizó su primer aterrizaje en Dublín, posteriormente, siguiendo la línea costera tocaron tierra en Waterford, Cork y Kerry donde se detuvieron para cargar combustible, retomaron el vuelo hacia Shannon el aeropuerto con la pista más larga de Irlanda, continuaron hacia el norte con rumbo a Irlanda Oeste Knock, luego Sligo, Donegal y Derry, después de hacer una espera Antrim aterrizaron en Belfast International, siguieron hacia Belfast City (George Best) y terminaron nuevamente en Tandragee.

Culminada la hazaña, Raphael y Liam agradecieron a todas las personas que hicieron posible el proyecto, a Jacqui el tercer miembro del equipo, a la Irish Aviation Authority (IAA) y a todos los controladores por sus mensajes de apoyo y autorizaciones directas que fueron fundamentales para completar el vuelo en un día.

De izquierda a derecha: Liam, Jacqui y Raphael



Si te gusto esta publicación, compártela en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »