Aproximaciones inteligentes, el próximo paso para aumentar la capacidad

NATS el proveedor líder de servicios de navegación aérea del Reino Unido y Leidos, un proveedor de tecnología con sede en Reston Virginia, han trabajado juntos por más de 30 años compartiendo su conocimiento y experiencia en pro de la seguridad y eficiencia de la gestión del tránsito aéreo en el reino unido.  Como resultado de esta colaboración, en el 2015 implementaron una tecnología que le permitió al aeropuerto de Heathrow aumentar su capacidad de manera segura, sin tener que construir una nueva pista.

Utilizando la experiencia combinada de ambas compañías, lograron desarrollar un conjunto de herramientas que por primera vez en el mundo le permiten al controlador establecer una separación basada en tiempo entre las aeronaves que llegan. Mientras en todas partes se aplica una separación fija basada en la distancia entre aeronaves, en Heathrow se implementó la TBS (Time Based Separation) para ajustar la separación entre las aeronaves según la categoría de estala turbulenta y las condiciones de viento predominante, manteniendo un intervalo de tiempo seguro entre las aeronaves.

En condiciones de viento de cola, las aeronaves vuelan más lentamente, por lo que se aumenta la separación y se reducen las llegadas por hora, dando como resultado: demoras, sin embargo; cuando se aplica la separación basada en tiempo, la distancia entre aeronaves se reduce, pero el intervalo de tiempo se mantiene igual que en condiciones de viento más ligero,  esto recupera la mayor parte de la capacidad perdida, en el caso de Heathrow, el aeropuerto puede lograr 2 aterrizajes más por hora, lo que equivale a extender el día de operación de Heathrow en 30 minutos, brindándole una mayor capacidad de recuperación operativa y reduciendo la probabilidad de extender las operación al período nocturno.

El software se integra fácilmente con los sistemas de vigilancia instalados en la dependencia de Control de Aproximación y en la Torre de Control, presentándole al Controlador una indicación en la pantalla con la separación que debe aplicar entre las aeronaves. La implementación del sistema resulta muy fácil ya que la capacitación requerida por el ATC es mínima, por otra parte; no se requiere cambios en los procedimientos de cabina de las aeronaves, dado que las aeronaves continúan siendo vectorizadas para interceptar la aproximación final de la misma manera y con las mismas velocidades que antes.

Heathrow es actualmente el único aeropuerto del mundo que opera con este sistema, sin embargo; ya se está desarrollando la última versión del sistema, que será implementada en el 2021 en los aeropuertos de Toronto Canadá y Schiphol de Holanda.

Intelligent Approach from NATS on Vimeo.

Si te gusto esta publicación, compártela en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »