La agonía de un coloso

La crisis económica generada por las medidas tomadas a nivel mundial para controlar la pandemia del COVID-19, ha acelerado la agonía del A-380, aunque Airbus ya había decido que en el 2021 dejaría de fabricar la aeronave, las grandes aerolíneas han adelantado sus planes para sacarla de servicio.

Emirates la aerolínea árabe, tenía encargados ocho de los últimos A380 que fabricaría Airbus, sin embargo, pretende renegociar las entregas cancelando cinco. Esta decisión tendría un costo de 70 millones de dólares por cada A380, lo cual resulta más barato que aceptar el avión y pagar la suma total por cada uno.

Por su parte, Air France anunció este miércoles que dejara de usar sus A380, más de dos años antes de lo previsto. La compañía, propietaria de cinco de esos aparatos y que explotaba otros cuatro en alquiler, aseguró en un comunicado que serán sustituidos por aviones más modernos. De igual forma Etihad Airways, manifestó que va a retirar de forma permanente sus 10 Airbus A380.

Hasta el momento Airbus ha fabricado 242 A-380 y debido a la caída del tráfico aéreo solo 3 están volando y seguramente, muchos no volverán a volar. Al igual que Air France, Lufthansa ha decidido acelerar la salida de seis de sus catorce A380 y la aerolínea australiana Qantas, que piensa “incentivar la demanda con bajos precios”, ha puesto en revisión la continuidad de toda su flota incluidos sus A380.

Estos gigantes del cielo, que pueden llevar entre 500 y 550 pasajeros, cuestan 50% más que los nuevos modelos como el A350 o el B787 y la actual crisis hace que sea cada vez más difícil llenarlos, por lo que las compañías ya no encuentran un hueco para ellos en sus flotas.

Si te gusto esta publicación, compártela en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »